El Segundo puente paso a paso

Observe como se ha ido creando este nuevo puente paso a paso

El proceso de construcción del segundo puente más alto del mundo

El proceso de construcción del puente ha sido muy complejo dada su envergadura ya que se trata de uno de los puentes más altos del mundo. El Segundo Puente es un nuevo acceso a Cádiz que unirá a la capital con el resto de la Bahía y que sin duda ofrecerá numerosos beneficios tanto para nuestra ciudad como para el resto de los municipios.

El nuevo acceso cuenta con tres kilómetros de longitud, con dos carriles en cada sentido para el tráfico viario y otro carril reservado para el transporte público. Tiene dos grandes torres y un total de 34 pilas de las cuales nueve de ellas están sobre el agua.

Cuatro puentes en uno

El puente consta de cuatro tramos muy diferenciados que lo convierten en cuatro puentes integrados en esta gran infraestructura. Por un lado, está el viaducto de acceso a Cádiz, el de acceso a Puerto Real, el tramo desmontable para el paso de embarcaciones y el viaducto atirantado, el más espectacular de todos.

El viaducto de acceso a Cádiz cuenta con  una longitud de 581,3 metros, llega hasta la pila número 9 y se coloca mediante el empuje del tablero desde el estribo de Cádiz. El desmontable, de 150 metros de longitud, más de 4.000 toneladas de peso y situado entre las pilas 9 y 10, comenzará a colocarse a principios del año 2015 aunque ya se han iniciado los trabajos previos necesarios para esta importante operación. El tramo de acceso a Puerto Real tiene 1.182 metros de longitud y se trata de un viaducto de hormigón pretensado que se fabrica in situ con un carro especial de encofrado que avanza sobre raíles.

Por otro lado, el tramo atirantado consta de 1.180 metros de longitud y una luz (término que se utiliza para medir la longitud entre los apoyos del puente) de 540 metros convirtiéndola en el mayor de España. Los pilonos cuentan con una altura de 185 metros y en ellos se anclan los tirantes que sustentan el tablero. Un tablero que cuenta con un gálibo vertical que lo sitúa como el segundo más alto del mundo con 69 metros tras el puente Verrazano-Narrows de Nueva York.

Una construcción minuciosa

La obra comenzó con el dragado y la preparación de la zona para la colocación de las pilas. Posteriormente, se procedió a su aislamiento para evitar la entrada de agua en las mismas, en el caso de las que van sobre el mar. Para la construcción de cada pila, el procedimiento varía según si se encuentra en el agua o en la tierra ya que tienen un proceso de construcción muy diferente.

Para las dos grandes torres se han usado dos grúas capaces de alcanzar una gran altura de al menos 190 metros.

Para el tablero, se han utilizado los tramos ya construidos en el caso de los espacios que van entre pilares; y en el tramo atirantado se han ido colocando de forma simultánea dovelas. Estos trabajos han necesitado de grúas flotantes en el agua y grúas móviles en el caso de las de tierra.

Las dovelas, un total de 61, son de acero y cada una tiene unos 20 metros de longitud por 34,3 de anchura, y su peso supera las 300 toneladas.

Situación de las obras

En el global de la obra se distinguen ocho partes diferenciadas, donde se incluyen los cuatro tramos del puente propiamente dicho. El primero de ellos es el Enlace de Cádiz o la rotonda de acceso, que se va a abrir al tráfico. En el Viaducto de acceso a Cádiz (tramo empujado y más cercano a la ciudad), tanto el estribo como las pilas de hormigón armado con sus cimentaciones están ya concluidas y ha finalizado a su vez el empuje del tablero metálico, se han colocado los apoyos definitivos y se ha llevado el tablero (que ha sido también hormigonado en su parte superior) hasta su situación final.

En cuanto al Tramo desmontable, ya está instalado siendo su colocación una maniobra minuciosa y de gran envergadura que fue contemplada por numerosos ciudadanos tanto in situ como a través de las cámaras web. En cuanto al Viaducto atirantado, ya está unido tras colocarse la totalidad de las dovelas y los carros de izado retirados.

Las obras en el Viaducto de acceso a Puerto Real están muy adelantadas, al igual que en el Semienlace de la Cabezuela y en el Viaducto del Río San Pedro. Se espera que a lo largo del mes de mayo esté todo el tablero finalizado, por lo que tan solo restaría la instalación de todos los servicios, es decir, (suministros de agua, luz y equipos técnicos que controlarán toda la estructura), además de las pantallas de seguridad, iluminación y la señalización para el control de tráfico.

Generador de empleo

Las obras del Segundo Puente han supuesto también la generación de numerosos puestos de trabajo para llevar a cabo esta colosal infraestructura que se convertirá en un símbolo de la modernidad y del futuro en todo el país. Aunque actualmente habrá unas 450 personas trabajando en estas obras, ha habido momentos en los que se ha llegado a las 600 personas.

El Segundo Puente sobre la Bahía de Cádiz ya es una realidad y en estos momentos las obras van a todo ritmo y con un porcentaje de ejecución de más de un 85 por ciento. El puente ya está dibujado y se puede ver desde el resto de las localidades de la Bahía. Desde el Ministerio de Fomento se ha asegurado que la financiación está garantizada y que los trabajos estarán culminados este año 2015, fecha en la que todos los gaditanos podrán disfrutar de esta gran infraestructura.